jueves

Aniquilación mental de la humanidad

He matado a todo el mundo
esta tarde.

El perro ladraba objetivos
y yo asesinaba señoras, señores,
niños de dos años en carritos
de cuatro ruedas, putas y porteros,
concejales cabizbajos, carniceros
y panaderos y zapateros y libreros,
chicas,
he matado a todo el mundo esta tarde,
chicos,
si tiráis de la correa de mi perro
llegaréis a la mano del asesino.

Hemos dejado tantas pistas
que parece que queremos en verdad
ser detenidos
después de seguir, con la nariz tapada,
un sinuoso rastro de mierda.

Mi perro cagó mi perdición.

He matado a todo el mundo
esta tarde.

Fui yo. A mi perro
no lo juzguen.

21 ene 11

3 comentarios:

  1. Si claro, que no lo juzguen, pero qué cabrón es. El tío señalando sin temor alguno. ¬¬

    ResponderEliminar